domingo, 16 de enero de 2011

La encantadora de perros


El verano es para veranear los que no veranean no tienen verano. Osea, no tengo verano, no pude ir con mi familia de vacaciones porque mis exámenes terminaron el 11 de enero. Mi mamá tenía que viajar por un proyecto de su empresa, así que no podía aplazar sus vacaciones. Se fueron diez días. Días con el novio, con los amigos, llendo a clases y terminando exámenes. Bien productivos los 10 días.

Resulta que ahora, el novio se fue con la familia a Cunco. Y como siempre que yo me voy de vacas, el novio cuida del perro de la familia. Yo amorosamen
te me ofrecí a cuidar al perro de su familia.
Ojo que yo siempre supe en que tete me estaba metiendo. Así como un cronograma rapidito.

Día 1: Entra la princesa y lo primero que hace, es hacerse caca. Luego entra en la casa y se cae directamente a la piscina.
Día 2: Estoy en el PC y siento pataleos, miro y se había caído nuevamente. Llegan mis papas. Mi mamá contra todo pronostico la adora. En la tarde, se cae nuevamente a la piscina, la rescata el Panda. Mi mamá la saca a pasear en la noche y logra que camine y no tire.
Día 3: Se portó super bien, durmió la siesta y en la noche durmió en una toalla que le dejo mi mamá. No se cayo a la piscina :)!

Esta perra loca, es bien loca. No se queda nunca quieta, según yo, tiene deficit atencional, pero heavy. Aún así, es un gusto cuidarla porque es tan tierna. Ojo es un Cocker Spaniel, aunque parece una mezcla se sabueso con Basset Hound.

Leyendo: Corazón de Tinta, aunque lento pero seguro!

PD: Tuve un sueño horrible desperté llorando y gritando. Mañana les cuento.

1 comentario:

  1. Batman nanananananana22 de febrero de 2011, 10:16

    Y vai a contar el sueño, o no?

    ResponderEliminar